2. ENDULZAR EL REGULADOR

El proceso de endulzar nuestro regulador después de cada inmersión es uno de los más importantes para garantizar el buen funcionamiento del mismo, el proceso es realmente sencillo, pero mal hecho puede provocar una corrosión prematura de los componentes internos de la primera etapa e incluso una fuga de aire por la segunda etapa. Para evitar que esto suceda basta con seguir un par de consejos sobre lo que no debemos hacer con nuestro regulador:

 

EVITAR SOPLAR EN EL INTERIOR DE LA ENTRADA DE AIRE, en ocasiones he visto algunos buceadores soplando aire de sus botellas por la entrada de aire de su primera etapa para "secar la primera etapa", eso es un grave error, lo que estamos favoreciendo es la entrada de agua a presión por el interior del cuerpo a nuestra primera etapa, en muchos casos agua de mar, por tanto debemos evitar esto, lo que debemos hacer es tener cuidado de que no entre agua en la primera etapa por lo que, siempre que sea posible, endulzaremos nuestra segunda etapa principal, "octopus" y consola (manómetro, profundímetro, ordenador con gestión de aire, etc.) con la primera etapa conectada a la botella y esta a su vez abierta, para evitar que el agua penetre por las boquillas y llegue al cuerpo del regulador.

 

En el más que probable caso que no podáis endulzar vuestro equipo con la botella conectada al regulador, evitar apretar el botón de purga de nuestra segunda etapa (incluido el octopus) al endulzar, pensad que el agua penetra dentro de la segunda etapa a través de la boquilla y que sale por la misma boquilla y por la válvula de exhalación que hay en la bigotera, si apretáis el botón de purga estáis permitiendo el paso del agua hacia el latiguillo e inevitablemente hacia la primera etapa.

 

Una vez endulzadas las segundas etapas, manómetros y latiguillos, desconectaremos, en el caso de que todavía lo estuviera, la botella de la primera etapa y, con cuidado de que no entre agua, colocaremos el tapón que nos suministró el fabricante, teniendo la precaución de que esté seco por la parte que toca a la entrada de aire de la primera etapa, en el caso que no dispongamos de este tapón podemos colocar el dedo bloqueando la entrada, y lo endulzaremos intentando que las partes ya endulzadas no entren en el agua de nuevo y en caso de hacerlo evitaremos pulsar el botón de purga por lo que os expliqué antes.

 

COLGAR EL REGULADOR POR LA PRIMERA ETAPA, normalmente la gente suele colgar su primera etapa y deja los latiguillos por debajo de esta, el posible error estiba en el endulzado anterior ya que si ha entrado agua por la válvula de exhalación o por la boquilla a la segunda etapa, al dejarla colgada, este agua se depositará en la zona baja el mecanismo de la segunda etapa y, al evaporarse, dejará un residuo de cal y, en el peor de los casos, salitre que con el tiempo puede producir fugas en la segunda etapa. Para evitarlo basta con colgar el regulador de las dos segundas etapas, podemos usar un trozo de cabo para ello, de esta manera garantizamos que no queden restos que puedan afectar al correcto funcionamiento de nuestro regulador.

 

Siguiendo estos sencillos consejos evitaremos que penetren impurezas o que se produzca corrosión en nuestra primera etapa, siendo la corrosión y las impurezas los principales enemigos del buen funcionamiento de nuestro equipo.

 

Teléfono +34 936 672 710

 

C/ del Cardenal Reig 13, 08028 Barcelona

 

  • Wix Facebook page
  • Pinterest App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon
  • Flickr App Icon