1. ENDULZAR NUESTRO CHALECO

Nuestro chaleco o, como llamamos familiarmente, JACKET no aparenta necesitar demasiados cuidados, pero es un error, el chaleco, igual que otras partes de nuestro equipo, necesita de nuestros cuidados y cada fabricante recomienda unos específicos, concretamente me centraré en el endulzado interior del mismo ya que el exterior, por su extremada sencillez podemos ahorrarnos hablar del proceso. Limpiar nuestro chaleco por el interior es muy sencillo, aunque requiere seguir un proceso:

 

1. Primer lugar inflaremos el chaleco hasta un poco más de la mitad usando la tráquea y aire de nuestros pulmones (por evitarnos tener una botella con un regulador al lado), con esto le daremos cierta rigidez al conjunto, aprovechando su "estabilidad" lo pondremos en posición vertical y desenroscaremos la válvula de vaciado rápido del hombro, dejando que salga el aire sobrante pero manteniendo con una mano la posición vertical del chaleco.

 

2. Con una manguera meteremos agua (sin demasiada presión) en el interior del chaleco, cuanta más agua metamos mucho mejor, pero pensar que si la capacidad del saco de nuestro chaleco es de 10 a 20 litros y lo llenamos nos va a resultar difícil, e incluso peligroso para nuestra espalda, realizar la limpieza. Lo importante es que podamos moverlo con comodidad.

3. Una vez con agua en el interior, cerramos la válvula de nuevo e hinchamos el chaleco por la tráquea todo lo que podamos, moveremos el chaleco enérgicamente, haciendo que el agua del interior llegue a todos los rincones, más o menos durante 1 minuto.

 

4. Para vaciar el agua, haremos que esta salga por todas las válvulas de nuestro chaleco (dos en la tráquea, una en el hombro opuesto a la tráquea y probablemente una cuarta en un lado de la parte inferior de la espalda, normalmente el lado derecho). En caso de que estuviera muy sucio (lo sabréis por el olor del interior) repetir la operación.

 

Otra parte que es necesario mimar es la conexión del latiguillo a la tráquea y los pulsadores de inflado y vaciado ya que en esta zona pueden quedar restos de cal o sal que impidan su correcto funcionamiento incluso, en caso de dejar el equipo en la playa, algún grano de arena. Lavar con agua abundante y dejar secar con la válvula invertida (la podemos sujetar con un trozo de cabo a la cincha de la hombrera) .

 

Para acabar dejaremos secar en un lugar ventilado y lejos de la acción directa del sol, si es posible con una válvula desenroscada.

Teléfono +34 936 672 710

 

C/ del Cardenal Reig 13, 08028 Barcelona

 

  • Wix Facebook page
  • Pinterest App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon
  • Flickr App Icon